Pacífica Costa Oeste. California.

FisterraBicicleta

El viento me golpea por el oeste, una ráfaga continua que me hace pedalear más deprisa hacia el final del puente y huir al refugio de las colinas. Los coches a su vez pasan deprisa y el roce con el asfalto provoca un ruido ensordecedor en el ambiente. Quiero saborear este momento, pero el Golden Gate es mucho más bonito cuando lo ves, tumbado desde la hierva, imponente en el horizonte.

Dejar atrás este puente con más de 78 años de historia colgante me hace mirar optimista hacia delante, e incrédulo hacia atrás. ¡estoy cruzando el Golden Gate en bicicleta! Nunca imaginé cuando salía de la ciudad de Santiago de Chile dos años atrás que se pudiera llegar tan lejos con una bicicleta, y hoy, con más de 21.500 kilómetros rodados bajo mis ruedas y unos cientos más navegados por ríos y mares, estoy aquí, dándole la espalda a la…

Ver la entrada original 1.092 palabras más

Anuncios

Llegar a Yosemite.

FisterraBicicleta

Cuando decidí llegar a Alaska en bicicleta no tenía claro que realmente pudiera hacerlo, estaba lejos, muy lejos y muchos meses de frío, calor y montañas me esperaban por delante. Ahora miro casi convencido hacia el norte con la meta más cerca y no creo que exista nada que consiga pararme. Aquel día me imaginé cruzando muchos lugares que encontraría en el camino, y uno de ellos sin duda era el valle de Yosemite.

Tras escalar las montañas que separan la costa oeste de California del emblemático valle, nos dejamos caer por las laderas que nos llevan hasta lo más profundo del parque nacional Yosemite.

Entramos al valle de Yosemite por el mirador del túnel. Cuantas veces había soñado con ver a Tatacoa aqui puesta. Entramos al valle de Yosemite por el mirador del túnel. Cuantas veces había soñado con ver a Tatacoa aquí puesta.

Tuve la ocasión de visitar este valle hace ya más de 5 años pero llegando en bicicleta siento que es la primera vez que veo estas…

Ver la entrada original 796 palabras más

Stained Glass Driverless Car of the Future

Dominic Wilcox

stained glass driverless car by Dominic WilcoxDominic Wilcox in his Stained Glass Driverless Sleeper Car. (all photos by Sylvain Deleu)

In September 2014 I was asked by MINI the car people and Dezeen.com the design blog to create my ‘vision for the future of mobility’. I thought about driverless, automated vehicles and how they are an inevitable part of our future world. I needed to focus my mind on a year so I chose 2059, 100 years after the launch of the original Mini car. I proposed the idea that in 2059, driverless cars will be common place, in fact there will be motorways on which only driverless cars are allowed. This will mean that they are extremely safe and will have zero collisions. It will become far safer to ride in a computer controlled car than a human driven car. This means that car designers will be free to concentrate on creating a ‘living space…

Ver la entrada original 300 palabras más

Desierto del viento, tierra de wayuus y sol.

Me gusta mucho este bloguero viajero, pone unas fotos alucinantes y transmite muy bien su entusiasmo por todo lo que se encuentra en su camino

FisterraBicicleta

Me encuentro en la Guajira, una gran península desierta al norte de Colombia que colinda al este con Venezuela. La etnia Wayuu habita estas tierras dominadas por el viento y la arena desde hace cientos de años. El agua dulce es prácticamente inexistente y el horizonte se pierde en el infinito tras un cielo siempre azul.

Me he propuesto llegar al Cabo de la vela, un pequeño pueblo a orillas del mar caribe que vive del poco turismo que lo visita. Para llegar se debe atravesar un basto desierto dominado por fuertes rachas de viento.

Tomo la decisión de llegar costeando por donde en mi mapa salen algunos pueblos y regresar por una carretera de tierra que atraviesa en línea recta la planicie y que es la vía común para los coches. 80 km me separan de mi pequeño paraíso.

Leticia pertenece a la etnia Wayuu, y mientras teje una mochila espera a algun coche que la lleve al Pilón de Azucar para vender sus artesanias. Leticia pertenece a la etnia Wayuu. Su cara esta pintada…

Ver la entrada original 1.193 palabras más